Origen del separatismo catalán



Felipe Toro
España está viviendo uno de los mayores momentos de tensión política de los últimos años. Vuelve a la palestra el debate separatista de Cataluña.

Para el primero de octubre está previsto un referéndum de autodeterminación en Cataluña, convocado por el gobierno regional. Donde las autoridades quieren hacer a los ciudadanos la siguiente pregunta: "¿Quiere que Cataluña sea un Estado independiente en forma de república?"

Este proceso ha sido rechazado por el gobierno nacional desde su nacimiento, pues considera que esta consulta está fuera del marco constitucional; pero ¿Por qué? La Carta Magna española establece que “la soberanía nacional reside en el pueblo español”, es decir, que una parte del pueblo español, los catalanes, no pueden elegir por todos. Además, según la legislación española, solo el rey, por petición del gobierno y con previa aprobación del legislativo, puede convocar a consulta; las regiones no tienen esa potestad.

La reacción del gobierno regional de Cataluña fue no reconocer la sentencia del Tribunal Constitucional, la cual prohíbe el referéndum, y continuó con los preparativos. Madrid amenazó con activar las herramientas judiciales para frenar el proceso, y la Guardia Civil llevó a cabo detenciones e incautaciones de urnas y papeletas.

Pero, ¿Cuál es el origen de este conflicto? ¿Cuáles son los motivos de querer su separación?

Tras la caída de la monarquía visigoda, la península Ibérica cayó en manos de los musulmanes, incluyendo Cataluña. Con el pasar de los años, la inestabilidad interna de los musulmanes y la victoria cristiana del imperio carolingio, cerca de los Pirineos (zona donde se encuentra Cataluña), logra que esa zona alcance una autonomía política. Al caer el imperio Carolingio, los condados catalanes se desvincularon y la región quedó en sus manos bajo su linaje.

España, para ese momento, estaba fragmentada en pequeños reinos cristianos que se enfrentaban en solitario al poderío musulmán. Para poder enfrentarse al califato, los Condados catalanes y el reino de Aragón, por medio del matrimonio, se unen y forman un solo reino; a partir de ese momento y hasta nuestros días, Cataluña, dejó de ser un Estado completamente independiente, a pesar de que este matrimonio no prohibió que cada reino mantuviese sus leyes e instituciones.

Las luchas por expulsar a los musulmanes duraron siglos, y para consolidar a una sola nación fueron necesarios matrimonios entre los reinos que conformaban la península Ibérica. Los reinos más grandes, para el año 1460, eran los de Castilla y Aragón, los cuales se unieron en 1469 con el matrimonio de Isabel de Castilla y Fernando de Aragón. En esta unión, Cataluña estaba incluida, formándose así, en casi su totalidad, a la España que conocemos hoy.



1640 es el año donde se da la primera revuela en Cataluña para exigir mayores libertades. El reino Hispánico, exigió a las provincias mayor compromiso económico con el poder central, lo cual demostraba las intenciones centralizadoras de la monarquía, rompiendo con los fueros (instituciones regionales). Recordemos que por esta época está la transición de los feudos de la Edad Media, a los Estados-nación en la Modernidad. En esta rebelión, Cataluña logró su independencia por unas semanas, pero al ver que no tenían la capacidad de detener la ofensiva del monarca hispánico, los gobernantes catalanes se alían con Francia y pasa a ser territorio francés. Pero en 1651 España vuelve a Cataluña. En 1659, se firma el Tratado de los Pirineos, que establece la frontera entre España y Francia. Cataluña vuelve a ser parte de España.

Pero el hito histórico, en el cual se basan los catalanes en decir que están oprimidos, es la Guerra de Sucesión Española. La cual se origina tras la muerte sin descendencia del rey Carlos II, de la casa de Austria. El trono lo disputaron Felipe V, de la casa Borbón, bisnieto de Felipe IV de España; y el Archiduque Carlos de la casa Austria. La corona de Castilla apoyaba a la casa Borbón y la corona de Aragón (donde está Cataluña) a la casa de Austria. Barcelona apoyó al Archiduque Carlos, y por un momento, Cataluña se convirtió en la capital. Pero al triunfar Felipe V, el rey, por la traición de Barcelona, elimina toda autonomía que tenía la región, e impone el decreto de Nueva Planta el cual elimina al Principado de Cataluña, y lo convierte en una provincia más. A partir del reinado de Felipe V la monarquía se convierte más absolutista, forjando a una España unificada, que acababa con los feudos y se centralizaba.



Luego de la expulsión de las tropas napoleónicas en España, Fernando VII ocupa el trono. Tras su muerte, se genera el conflicto de sucesión entre su hermano Carlos María Isidro y su hija Isabel, debido a que en 1713 la ley no permitía que una mujer subiera al trono, pero antes de morir, Fernando VII derogó esta ley. A partir de aquí se generan tres guerras denominadas Carlistas. La provincia de Cataluña apoya al bando carlista, porque este, apoyaba a los fueros (autogobierno). Tras la victoria de los isabelinos, que eran del ala liberal, comienza en España la época de la revolución burguesa. Los vencedores se dividieron en moderados, progresistas; mientras que en Cataluña se empieza a desarrollar el republicanismo. Y con la industrialización se genera una nueva clase social: el proletariado.

En los años finales del siglo XIX, nace el catalanismo político y el nacionalismo catalán. Y con el nacimiento de la Primera República Española, el catalanismo político adoptó el federalismo, para darle más autonomía a las regiones; en este periodo los catalanes vuelven a proclamar el Estado Catalán.

Tras la caída de la Primera República, llega la dictadura de Primo Rivera, la cual somete cualquier intento separatista. Pero a partir del siglo XX, el movimiento independentista catalán, toma una postura comunista, que terminará desembocando en la Guerra Civil Española. Para 1931, se forma la Segunda República, la cual, por medio de su constitución, establece a Cataluña como un Estado autónomo, retomando así las instituciones de sus principados, anteriormente expuestos.

Pero a partir de aquí, todos estos acontecimientos dejan de ser solo por motivos territoriales, culturales, e históricos; entra un nuevo factor, que es el ideológico. La Segunda República, era de izquierda, y por el intento fallido por acabarla, se genera lo que conocemos como Guerra Civil Española. Este conflicto confrontó a las fuerzas totalitarias de la época: fascismo y comunismo. Los catalanes fueron republicanos y comunistas; y tras su derrota, fueron perseguidos por la dictadura de Francisco Franco. Hasta el final de la dictadura, la cultura y la lengua catalana fueron prohibidas.



Tras la muerte de Franco, España entra en una transición democrática, la cual restituye las libertades básicas de los ciudadanos y con la aprobación de la constitución de 1978, se reconocen la existencia de comunidades autónomas dentro de España.

Desde este momento, el separatismo estuvo siempre muy moderado. Cataluña disfrutaba de sus libertades como región autónoma, con un parlamento regional, se permite su lengua, su cultura; pero a partir del 2012, la separación de España vuelve a tomar vida, hasta generarse la crisis del referéndum del primero de octubre de 2017.

Si Cataluña logra su independencia, podría causar un efecto dominó en toda España: el País Vasco y los gallegos también exigirían la separación; causando así la fragmentación de la España que conocemos; además, económicamente perder estas regiones causarían que se agudizara más la crisis, tanto en España, como en las regiones separadas. Por otro lado, Cataluña perdería, todos los beneficios de estar en la Unión Europea, el euro, y el reconocimiento como Estado por la comunidad internacional.


La lucha de los pueblos siempre termina por inclinarse a favor de ellos, pero ¿el pueblo catalán y el español desean verdaderamente la separación? ¿La mayoría de los catalanes desean la independencia? ¿O es solo la lucha ideológica de los comunistas que quedaron en Cataluña?

Sigueme por:

Instagram: felipetoros

Twitter: felipetsanz

Comentarios

Entradas populares de este blog

Game Of Thrones: Eastwatch

Game of Thrones: Beyond The Wall

Intervención militar en Venezuela