AHORA QUÉ VENEZUELA

MORIS H RAUSEO J

Es una pregunta que hoy en día nos hacemos todos. Especialmente en estos días donde todo parece estar perdido y se siente, una vez más, la impotencia de “haber luchado por nada”. Debo decir que esto es una vulgar mentira. El que crea que durante estos 150 dias de protesta no conseguimos nada simplemente no los vivio. Yo atestiguo de primera mano que vi una Venezuela, democrática, libre y unida durante estos más de 150 días de civismo puro. Como concluí en mi penúltimo artículo, Llegar a la Venezuela que queremos: “para llegar a ser un país libre hay que comportarnos como tal y por 150 días lo hicimos”. Ahora, no voy a mentir, no conseguimos lo que queríamos ni nos merecemos.
Con respecto al cómo se perdió la calle y por qué hay básicamente 3 matices de opinión, que yo haya notado en mis experiencias personales durante este mes de agosto.
Todas tienen en común que la MUD es el centro de sus argumentos: unos la culpan de todos nuestros males, otros le dan el beneficio de la duda reconociendo sus errores y otros (a mi percepción la minoría) justifican sus acciones y lo ven como el camino correcto. Todas tienen en común que consideran a la calle pieza crucial en que el gobierno caiga, reaccionando de forma distinta ante su deceso: La primera busca defenderla a pico y espada resaltando las contradicciones de la MUD que influenciaron en su desaparición (señalan a un asecino); los segundos reconocen su importancia pero simplemente aceptan el panorama y esperan a “que sea lo que Dios quiera” (recuerdan la calle con luto), sea Trump o un milagro; los últimos básicamente repiten el discurso de los partidos de la mesa y resaltan los casos del 2002 y 2012 cuando la abstinencia causo nuestro fracaso (es una muerte colateral).
A estas personas les digo que todos están en lo correcto y a la vez equivocadas. Depende de qué aspectos de sus discursos escuches y que hechos ignores.
Para mi es imposible ignorar las palabras del Padre Palmar en su último artículo. Llama profundamente la atención que alguien de tan alto prestigio de un gremio como la iglesia católica, un jesuita, - gremio el cual ha luchado codo a codo con la oposición estos 18 años en contra del régimen totalitario- describa a los partidos de oposición como el “otro espadachín” que acosa a los venezolanos. Cito textualmente: “…el país está contra pared atacado por dos espadachines, unos que te punzan con los filos del totalitarismo (los narco rojos) y otros que te rasguñan con las navajas del utilitarismo político (los partidos de la oposición). Si no te agarran el dictador rojo, te engancha el negociador azul”.
Creo que nadie negaría la veracidad de este testimonio por más radical y crudo que sea. Sin embargo yo no concluyo lo que otro podría hacer si traduce al padre de forma literal. Otros podrán interpretar un encompinchamiento secreto, ahora evidente, entre la MUD y el gobierno que es perfecto para mantener a la población controlada. Primero esto no es del todo cierto, ahí tenemos a Maria Corina que ha sido constante y coherente durante toda su carrera política y a los diputados jóvenes de la AN que fueron de la generación del 2007 y representaron con heroísmo a su país tanto en el parlamento como en la calle (distinto es que sean opacados por una cúpula antigua, rigida y conservadora). Pero si es cierto que una gran parte de la MUD ha sido desenmascarada en este plan, en mi sincera opinión los más viejos y en la cúpula de su estructura. Pienso esto desde el día en que Fredy Guebara (generación del 2007)  hablo en la AN para continuar con el nombramiento del nuevo CNE y fue interrumpido por Henrry Ramos Allup, quien propuso la línea que actualmente se sigue y nos trajo a este panorama.
Aún no les he dicho que concluyo yo de las palabras de El Padre Palmar y las opiniones que he compartido con amigos y visto en redes sociales.
La solución ante la disyuntiva que el gobierno nos impuso con el tema de las elecciones era tan sencilla como ser coherentes. Seguir con la lucha institucional, nombrando un nuevo CNE, e ir a elecciones por todas las razones que la MUD muy bien ha expuesto, y así la calle se enfocaría en defender la decisión de la AN y que se den las elecciones de forma justa. ¡NO SE PODIA ABANDONAR EL PARLAMENTO COMO SE HIZO E IR A UNAS ELECCIONES EN LAS QUE ES EVIDENTE QUE TE VAN A METER EL ****! ¿Cómo se pretendía mantener la presión de calle con tal panorama?
Todo esto, para mí, ha demostrado que no se puede depender de ningún político por mas buenos que nos parezca. Para mí, Palmar nos pide a gritos en su texto que no dependamos de la MUD como el gobierno pretende que dependamos de las CLAP.
Así como en EEUU, Alemania, Inglaterra, y Francia los ciudadanos no dependen de ningún partido político para protestar o defender los derechos de los homosexuales, inmigrantes y la mujer  en Venezuela no podemos depender de ningún partido político para defender la democracia. He aquí la solución de todos nuestros problemas y la cura de muchos en el futuro. Cuando los partidos de oposición nos hacen dependientes a ellos para salir de un totalitarismo, de cierta forma nos estan vendiendo gato por liebre, por que si algo pretende el régimen totalitario ES LA DEPENDENCIA AL GOBIERNO. En un país sano la cosa es al revés, EL GOBIERNO DEPENDE DE LAS PERSONAS.
Que la historia me corrija cuando digo que durante más de 150 días no fuimos dependientes de los partidos políticos. Si ellos convocaban o no, nosotros salíamos. Si nos parecían pocas horas, nosotros lo extendíamos. La jugada del gobierno fue hacernos dependientes a la MUD una vez más cuando colocó en sus manos la decisión de ir o no ir a las elecciones regionales, y por esto estamos como estamos.
Aún existen actores sociales capaces de movilizar la calle otra vez y forzar así que se queden con Venezuela los políticos honestos. Por ejemplo, el sector estudiantil podría iniciar otra chispa de movilización como lo han hecho históricamente, pero les digo que no depositen sus esperanzas en esta posibilidad. No depositen su esperanza en otra cosa que no sean ustedes porque el sector social que tiene más posibilidades de reactivar el estallido social es la sociedad misma.
¿Eres de resistencia? ¿Eres un estudiante? ¿Eres ama de casa? ¿Eres profesor? ¿Eres venezolano? Entonces has aquello en lo que seas bueno para reactivar el movimiento, lo que sea. Eso es seguir el artículo 350 de nuestra constitución. No depende de los partidos convocarlo y seguirlo sino de TODA VENEZUELA… Aquí estoy yo… escribiendo para que la libertad se consiga.
La llave está en nuestras manos… la libertad de Venezuela es una puerta con 30.millones de cerraduras.

MORIS H RAUSEO J

4/9/2017

Comentarios

Entradas populares de este blog

Game Of Thrones: Eastwatch

Game of Thrones: Beyond The Wall

Intervención militar en Venezuela