Intervención militar en Venezuela


Felipe Toro
Los conflictos bélicos se caracterizan por tener dos elementos fundamentales: una etapa psicológica, y otra material.  La etapa psicológica se basa en obtener una victoria perfecta, es decir, usar el supremo arte de la guerra: someter a tu enemigo sin la necesidad de luchar.

Las palabras del presidente de Estados Unidos, donde afirma que no descarta una intervención militar en Venezuela, no son con el simple hecho de probar las reacciones de los países del hemisferio, o la respuesta de Venezuela. Son para quebrar al enemigo, para que se sienta bajo amenaza, para desestabilizarlo en lo interno.

Parte de la guerra psicológica, se genera del poder de los medios de comunicación como mecanismo de propaganda para atemorizar. La denuncia que hizo el Nuevo Herald de un posible intento de asesinato en contra el congresista Marco Rubio por parte de Diosdado Cabello, sería parte de este guion.  

De igual forma, tenemos la gira del Vicepresidente de Estados Unidos, Mike Pence, en Latinoamérica, con el único tema a tratar: Venezuela. Pence visita a los vecinos de su enemigo para sembrar las armas psicológicas contra el régimen de Venezuela. En ningún caso viene a pedir permiso para la posible intervención.

Además, el Director de la CIA, denuncia la presencia de grupos rusos e iraníes, enemigos directos de Estados Unidos, y la organización musulmana Hezbollah, catalogada como terrorista; en Venezuela.  Por otra parte, las denuncias de toda la red de narcotráficos que maneja la cúpula política del país, hacen a Venezuela una amenaza seria para la región y Estados Unidos.

Todo este juego de desestabilización podría generar: primero, que los militares que están en contra del régimen se nieguen a perder sus vidas defendiendo a un alto mando militar manchado por la corrupción y el narcotráfico, y a un gobierno fallido y terrorista; y tomando en cuenta esto, se levanten, o presionen la salida de la administración de Maduro. Un segundo escenario podría causar que los intereses individuales de la cúpula que ostenta el poder se tornen más importantes que el proyecto político; y al verse amenazadas sus vidas o ver una victoria inminente de su invasor, decidan abandonar el barco, dejando cada vez más sola a la dictadura; o, se presione desde adentro la salida.

Si todo esto no causa la derrota del oficialismo, creo que es probable que la intervención militar se lleve a cabo. Primero por la amenaza que representa que un país maneje una red de narcotráfico y financie el terrorismo islámico; segundo, la guerra con Corea del Norte es inminente, y para no desviar el foco por tener en el hemisferio un enemigo en potencia que desestabilice la región, que en un futuro puede ser más peligroso, y, además, es muy cercano a Estados Unidos. De igual forma, las riquezas naturales de Venezuela serían de ayuda para una posible guerra con Corea del Norte, a cambio de la ayuda financiera para recuperar el país.

El peor escenario que se podría dar es que la intervención se lleve a cabo y los aliados del régimen, Irán, Rusia y China, financien armamentísticamente a las Fuerzas Armadas. Pero tomando en cuenta la distancia geográfica y el gasto militar hacen poco probable esta posibilidad   

Las salidas pacificas para esta situación podrían ser que la MUD exija la renuncia de Nicolás Maduro y la presión lo haga ceder, que el gobierno adelante las elecciones presidenciales, o que Juan Manuel Santos, según parece, podría negociar una salida pacífica.

Pero entendamos algo, una intervención militar no es necesariamente una invasión estilo Siria, Libia o Irak. Tomemos hechos más recientes, en Honduras, el presidente Zelaya, con la intención de instalar una Asamblea Constituyente, se efectúa un golpe de estado que fue apoyado por Estados Unidos. En Panamá, fue un poco más dramático, al ejecutarse la operación militar, se atacaron las bases militares panameñas, causando miles de asesinados, pero en su mayoría militares; y al poco tiempo el presidente decidió entregarse.

Como ciudadano de este país rechazo una intervención extranjera de cualquier tipo, venga de donde venga. Pero políticamente y estratégicamente, entiendo los motivos que la causarían.

La guerra ya empezó.

Sígueme por:

Instagram: felipetoros

Twitter: felipetsanz

Comentarios

Entradas populares de este blog

Game Of Thrones: Eastwatch

Game of Thrones: Beyond The Wall