Game Of Thrones: Eastwatch



Felipe Toro
Game Of Thrones, está por terminar. A medida que se acerca el final de la temporada se van aclarando muchas cosas, y los cabos sueltos se van uniendo por fin, dando respuesta a muchas incógnitas.

Desde el comienzo del capítulo, el misterio del destino de Jamie Lannister y de Bronn salen a la luz: los dos están a salvo luego del ataque de Daenerys. Pero los pocos hombres que sobrevivieron del ejército Lannister, Randyll Tarly y su hijo, Dickon Tarly no acceden a la petición de la Madre de los Dragones de arrodillarse y jurar lealtad a su reinado; y por consecuencia de ello, son quemados y asesinado por Drogon y los Dothraki.

Con la muerte de los Tarly, el  próximo heredero de la casa es Sanwell, quien luego de tratos humillantes y tareas inútiles que no lo ayudarán a combatir con los Caminantes Blancos, roba manuscritos y libros de la Ciudadela y decide partir de ahí, seguramente hacia el norte, a Winterfell.

Luego del ataque perpetrado por Khaleesi, vuelve a Rocadragon. A su regreso, Jon se encuentra cara a cara con Drogon, que con su gran tamaño y majestuosidad, intenta intimidar al Rey del Norte, poco a poco este se calma y Snow logra posar su mano sobre la bestia, quien termina mansa ante sus caricias. Este momento en la serie, revela, de cierta manera, la teoría de que Jon, el bastardo de los Stark, es un Targayen, o quizás como dijo Tyrion en alguna ocasión: Los dragones saben reconocer a sus amos y sus amigos. Este encuentro entre la Madre de los Dragones y Snow, es interrumpido por el regreso de Jorah Mormont, quien dio su palabra de regresar al curarse de su enfermedad.



Jamie regresa con su hermana melliza, y le cuenta todo lo ocurrido, afirma que no hay posibilidad de enfrentar el poderío militar de Daenerys, pero Cersei, convencida en que debe hacer, no cede y asegura que vencerá a cualquier enemigo que se le interponga.

Luego de mucho tiempo sin pisar Desembarco del Rey, Tyrion Lannister, se reúne nuevamente con su hermano Jamie, con el fin de mediar una solución pacifica con Cersei y así enfrentar al Ejercito de los Muertos. Jamie comenta su encuentro con su hermana, ella, con la implacalidad que la caracteriza, no da su brazo a torcer, y da la noticia que está embarazada, ¿será verdad? ¿no será un método para manipular a Jamie por las dudas de alcanzar la victoria? . En este viaje, Lord Davos, acompaña a Tyrion, en busca de un personaje que sabíamos que volveria, Gendry, bastardo de Robert Baratheon, quien también podría reclamar su derecho al Trono de Hierro.

En el norte, hay disputas entre los Stark. Sansa y Arya mantienen una escena tensa donde la menor, habla sin rodeos, y le dice, claramente, que las intenciones de Sansa son ocupar el puesto de su hermano Jon. A su vez, Arya no confía en Baelish, y pretende espiarlo para conocer sus verdaderas intenciones; pero ya conocemos lo astuto que es Meñique, y aunque Arya lo esté espiando, él se da cuenta que lo hace. Mientras tanto, Bran sigue por su cuenta con sus visiones, en esta ocasión vuela en un cuervo para divisar que hay más allá del muro, y lo que ve, no son buenas noticias, el Ejército de Muertos avanza sin que nadie los detenga.

Esta noticia llega a manos de Jon y Khaleesi, que toman la decisión que un grupo de hombres pase el muro, con el objetivo de capturar a un caminante blanco para así convencer de forma definitiva a Cersei de que la verdadera guerra está en el norte.

Jon Snow, Lord Davos, Gendry, Mormont se dirigen al Muro. Ahí, se reunen con El Perro, y La Hermandad que están detenidos. Pero por un mismo objetivo, se unen. Todos cruzan El Muro, porque el único enemigo, está ahí.


“El león no se molesta por las opiniones de las ovejas”

Sígueme por:

Instagram: felipetoros

Twitter: felipetsanz

Comentarios

Entradas populares de este blog

Game of Thrones: Beyond The Wall

Intervención militar en Venezuela