American Gods, Primera Temporada: una puerta a lo inimaginable (Crítica)


Manuel Rodríguez

Empecemos por lo sencillo, ¿de qué se trata? Creo que es difícil explicarlo sin entrar en detalles de la trama. American Gods empieza con nuestro protagonista, Shadow Moon, a punto de salir de la cárcel. Tiene condena de 6 años por intentar robar un casino, pero saldrá al cumplir los 3 años.

Lamentablemente le informan que su esposa murió y por eso lo dejan salir 3 días antes. Con una serie de acontecimientos que podrían recordar a la mala suerte de Alex y un día terrible,malo, muy malo, Shadow Moon conoce a un extraño sujeto en el avión que lo llevaría al funeral de su esposa, Mr Wednesday. Mr Wednesday le ofrece trabajo apenas al conocer a Shadow y se muestra como un tipo carismático y que "con el tiempo obtiene todo lo que quiere".
La historia se va desarrollando con nuestro protagonista,sin más nada que perder, aceptando el trabajo de Wednesday. Sin entrar en detalles la serie se va desarrollando con un tono entre la ficción, la mitología y un poco de humor negro, nunca sin dejar de sorprender por lo explícito, tanto de sus escenas de acción (cabezas aplastadas y una orgía de sangre que recuerda al mejor Tarantino) como la de sus desnudos.


Dioses ancestrales, duendes, muertos vivientes y genios (sí, de esos que conceden deseos, o ¿no?) interactuando en el mismo plano es la principal atracción de esta adaptación del premiado libro de Neil Geiman.

Estrenada este 2017, solo cuenta con una temporada de 8 capítulos de unos 55 minutos en promedio cada uno. Emitida y estrenada originalmente en Estados Unidos por la cadena Starz, ya fue renovada para una segunda temporada a estrenarse el año que viene.

Es una joya que refresca un poco lo que se ve actualmente en la televisión, a pesar de seguir los mismos patrones (fantasía, aventura), todo esto gracias al genial material original. Si estás buscando una serie que ver en vacaciones y no eres una persona con tabús, esta serie sin duda espera por tí.

Crítica (Spoilers):

No sigas si no la has visto. Una vez advertidos, continuemos.Desde el principio la serie engancha, y mucho. El episodio piloto es muy potente y te deja con ganas de más, y sobretodo teniendo a Shadow siendo salvado por los pelos de ser ahorcado.

Los siguientes 4  capítulos son igual o más potentes, haciendo mención especial al capítulo 5 en donde aparece Mr World irrumpiendo  y nos dan en cuenta que son más poderosos de lo que creemos. A partir de allí la trama se enfoca en Mad Sweeny y su travesía con Laura Moon, dándonos capítulos donde la trama no avanza casi nada, como el séptimo.

El final de temporada se siente atropellado, como si fuese el final de una mitad de temporada y no un final como tal. Nos deja en el pleno clímax de la confrontación, deja abierta muchas tramas y lo único que cierra es la identidad de Mr Wednesday como Odín. 

La serie nos da a entender que Shadow es el protagonista, pero a partir del 4to episodio su fuerza se desvanece, y toma fuerza otros personajes, como los anteriormente mencionados.El episodio final da un aire fresco de la mano de Ostara y un alivio cómico con la satirización de Jesús De Nazaret y sin duda nos deja con ganas de más, porque si algo caracterizó esta temporada fue de crear más preguntas que de responderlas.


Puntuación: 9/10. A pesar de la mencionada perdida de fuerza entre el 6to y 7mo episodio, se podría decir que lo normal era eso debido al ritmo que llevaba la serie. Una serie que se disfruta de principio a fin y no deja más que sorprender al espectador.

Comentarios

Entradas populares de este blog

Game Of Thrones: Eastwatch

Game of Thrones: Beyond The Wall

Intervención militar en Venezuela