Sobornos en los Oscars

01/03/2017

Felipe Toro

Los Oscars son los últimos premios que se entrega en la temporada, y es considerado el más importante galardón que se puede recibir en el séptimo arte. Cada año estudios cinematográficos gastan millones de dólares para influenciar en los 6.000 votantes de la Academia con el fin de que sus películas se consideren para el reconocimiento.

En cada temporada, Hollywood gasta alrededor de 100 y 500 millones de dólares en el selecto grupo de votantes de la Academia. Este tema no es del mayor agrado para los jefes de los estudios, pero Stephen Follows, productor cinematográfico, recolectó datos de sus colegas de la industria.

Stephen Follows, afirma, que una campaña exitosa para lograr el premio a mejor película, cuesta alrededor de 10 millones de dólares. Este dinero se destina a campañas publicitarias, medios de comunicación, publicistas y estrellas cinematográficas.

Las cifras mencionadas no son recibidas de forma directa por los votantes, sino en pagos agresivos en campañas publicitarias para recordarles a los miembros de la Academia, que su película es la merecedora de una nominación y del premio.

Pero aparte del pago en campañas, hay un grupo de consultores de los Oscars, que tienen contacto directo con los votantes. Estos se encargan de persuadir a cada miembro con respecto a una película en particular. Se les paga alrededor de 10.000 y 20.000 dólares por película para este trabajo, pero si el objetivo de la nominación o la victoria del premio se logran, estos precios aumentan.

A pesar de que el soborno está prohibido, los votantes afirman que antes de la ceremonia son bombardeados de presentes.

La Academia tiene como regla que todo intento de soborno está prohibido, así como las campañas con rumores y comentarios negativos sobre películas rivales. Los consultores conocen formas sugerentes que no rompen la regla, o tal vez sí, pero nadie dice nada para evitar escándalos.

Analistas aseguran que esta inversión para los premios no se recupera en la taquilla de las películas ganadoras. Solo aumenta 3 millones de dólares en promedio. Pero lo que buscan las productoras de cine es el reconocimiento, además, actores y directores al lograr este galardón, en próximos proyectos, sus contratos generaran más ganancias.

Pero lo verdaderamente importante es: si todo lo expuesto influye en cada nominación, no se estaría premiando al mejor, sino al que pague más. Muchas productoras pequeñas con grandes películas quedan por fuera por falta de presupuesto, y grandes productoras con mucho dinero y pobres películas logran la nominación y el ansiado premio.

Entonces, podríamos preguntarnos si La La Land, Moonlight y el resto de las nominadas merecían cada nominación y premio recibido. 

Sígueme por:

Instagram: felipetoros

Twitter: felipetsanz

Créditos: BBC Mundo

Comentarios

Entradas populares de este blog

Game Of Thrones: Eastwatch

Game of Thrones: Beyond The Wall

Intervención militar en Venezuela